EL TROPA POLAR… y casi lloro

 

Cuando veía los anuncios me llamaba un montonaco la atención verlos bajar la cuesta nevada, y además como ya os he comentado al hablar de lo ejercitos desfilando era una tropa que tenía un algo especial para mí.

Era un día de fría Navidad en que veníamos de visita al amigo Koenig en su refugio del Poalet, cuando a mitad de almuerzo y mis amigos me dejaron atónito con un muñeco que quise fervientemente tener de chico: EL TROPA DE EXPEDICIÓN POLAR; el tradicional soldado blanco.

Bueno, todavía se me pone la piel de gallina cuando recuerdo el momento en que me lo dieron y casi lloro.

El muñeco está muy bien, evidentemente es de la colección de Pedrete y es una joya de mi colección.

Anuncios

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: